¿Qué significa el color de mi sangre?

Otros síntomas como la duración de tu período, dolor o con qué puntualidad llega tu regla pueden ser señales de alguna condición médica, pero muchas veces cuando notamos cambios en el color o textura de nuestro ciclo podemos alertarnos. Aunque por lo normal no hay de qué preocuparse, el flujo menstrual es mucho más que solo sangre y contiene información muy útil acerca de lo que sucede en nuestro cuerpo.

Sangre obscura/marrón:

Estamos acostumbradas a ver nuestro flujo menstrual de un color rojo muy oscuro o marrón. Esto quiere decir que la sangre ha reaccionado con oxígeno. Cuando usamos toallas y tampones la sangre se oxigena, también es por esto que huele mal, y obtiene un color más oscuro porque también el agua se ha evaporado, creando un color más pigmentado y una consistencia más concentrada. El color oscuro o marrón también indica que la sangre es vieja, o sea, que tardó más tiempo en bajar del útero –esta sangre es normal al inicio o al final del período, cuando el flujo es menos abundante y tarda más en salir. Este color en la sangre es completamente normal, saludable y no tienes nada de qué preocuparte.

Sangre rojo vivo:

La sangre rojo vivo no significa nada malo. A veces nos puede hacer pensar que es sangre resultante de alguna herida, porque es el color que normalmente vemos cuando nos cortamos en alguna otra parte del cuerpo. La sangre de este color más vivo solo indica que la sangre es nueva, es fresca y no se ha oxigenado. Es como cuando te cortas y la sangre es de un color rojo vivo, pero luego te pones un vendaje y al rato el color es más profundo. Lo mismo pasa con la menstruación. Nuestra sangre es roja naturalmente, no te asustes, no significa nada malo ni tienes una herida. Cuando usamos la copa menstrual la sangre no tiene oportunidad de oxigenarse y en los días de mayor flujo, la sangre desciende con mayor velocidad así que es muy probable que los días 2 y 3 de tu período la sangre sea mucho más roja.

Sangre rosa:

La sangre puede ser rosa cuando tienes alguna descarga fuera de los días de tu período, esto puede ser durante la ovulación o la implantación. Cuando la sangre se mezcla con flujo cervical también puede resultar en un color más rosado. Otra ocasión en la que tu flujo menstrual tiene una tonalidad más rosa es cuando tienes niveles bajos de estrógeno.

Sangre gris:

Si presentas un flujo de tonos grises, pon mucha atención. Esta es la única tonalidad por la que deberías de preocuparte. Un flujo menstrual gris antes o durante tu período puede ser una señal de infección, ese tono grisáceo es la mucosa infectada combinada con tu flujo menstrual; o también puede ser que estés teniendo un aborto espontáneo. Visita a tu médico en caso de presentar un flujo o coágulos grises.

 

Escucha a tu cuerpo, tiene mucho que decirte. Usando la copa menstrual tendrás oportunidad de conocerte mucho más. Especialmente, el ciclo menstrual tiene mucho que decirnos así que escucha con atención. Otras señales a las que debes poner atención es la textura del flujo, coágulos, si presentas dolor, cambios de humor, duración y puntualidad de tus períodos; te recomendamos que uses una App móvil donde puedes rastrear todo lo que pasa durante tu ciclo, te ayudará a entenderte mejor y saber cuando algo fuera de lo normal está pasando.

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados