Algunos tips para acomodar tu copa menstrual

Algunos tips para acomodar tu copa menstrual
Las fugas y el acomodo de la copa menstrual son dos de los problemas más comunes por lo que nos escriben nuestras usuarias.

Después de haber probado varios dobleces, prueba uno o todos estos consejos de acomodo

Intenta ajustar tu posición mientras insertas. Coloque tu pierna en el asiento del inodoro o en un banco en la regadera para tener un mejor ángulo para insertar la copa. Si esto no te funciona, también puedes intentar ponerte en cuclillas para insertar la copa. Estas posiciones son especialmente buenas si la copa parece estar demasiado baja o si quiere deslizarse hacia abajo.
Usa tus músculos vaginales para pujar mientras inserta la copa, cuando la copa esté a la altura que necesites, suelta los músculos. Esto empujará la copa hacia adentro un poco más para un ajuste más seguro que también puede ayudar a sellar y prevenir fugas.

Recorta el tallo. Con unas tijeras o un cortaúñas, puede quitar una pequeña cantidad del palito (hasta que esté cómodo) o quitarlo por completo. Esto puede parecer obvio, pero algunas personas no saben que pueden quitarse el apéndice y aun así usar la copa de manera segura. Si el palito que te queda demasiado largo simplemente no se sentirá cómodo. Cuando se usa, toda la copa (incluido el palito) debe caber dentro del canal vaginal. Para mayor comodidad puedes limar un poco las orillas después de haber cortado el palito.

¡Dale la vuelta a la copa! Voltear la copa como un calcetín o de adentro hacia afuera puede lograr algunas cosas: si tu copa es demasiado larga, puede ayudarte a acortarla un poco más. Además hacer esto cambia un poco la forma de tu copa,  lo suficiente para que puede brindar un ajuste más seguro y cómodo.


¿Tienes algún tip que quieras compartir? ¡Escríbelo en los comentarios!


Dejar un comentario