El cérvix

El cérvix

Todo lo que tienes que saber acerca de tu cérvix

El cuello uterino, o cérvix, es una estructura que divide el útero del canal vaginal.

Tiene la forma de una dona que puede contraerse y expandirse, subir y bajar, según la etapa del ciclo en el que está, así como durante el embarazo.

El cérvix es básicamente la puerta de tu sistema reproductivo: permite que un bebé recién nacido salga al mundo, es la puerta a través de la cual sale la sangre de tu período; y la caseta que permite la entrada al esperma, y se la niega a las bacterias y otros patógenos.

EL cérvix mide aproximadamente 3 mm. Durante el trabajo de parto, el cuello uterino se dilatará hasta 10 cm. ¡Eso es más de 30 veces su tamaño original!

Cómo sentir y medir tu cérvix

Conocer tu cuerpo y autoexplorarte puede darte muchas herramientas, no solo para el uso de la copa menstrual, pero para tu salud reproductiva. Es probable (¡ muy común!) que nunca hayas tocado tu cérvix, pero no te preocupes. Aquí te explicamos cómo.

Antes de empezar, ¡recuerda siempre lavar bien tus manos! Si tienes las uñas largas, recuerda lavar bien por debajo y tener cuidado para que no te vayas a lastimar

Paso 1: Elegir el momento

A algunas personas les resulta útil localizar el cuello uterino justo después de una ducha o un baño tibio, ya que el área generalmente está más relajada, sus manos están calientes y las cosas pueden ser más fáciles de navegar.

Si lo que quieres es encontrarlo para elegir una talla de copa menstrual, te recomendamos hacerlo durante tu período. Así como te comentamos que el cérvix cambia de acuerdo a la fase de tu ciclo, cuando menstruamos el cervix se posiciona más abajo en el canal vaginal y será una medición más exacta de cómo será cuando estés menstruando

Paso 2: Posición

Encuentra una posición cómoda, algunas sugerencias son: sentada en la taza del baño con la piernas bien abiertas, acostada boca arriba sobre tu cama, en cuclillas, con una pierna sobre un banquito, como te sientas más a gusto.

Paso 3: Exploración

Con cuidado, inserta tu dedo índice o medio en la vagina y continúe insertando hasta que sientas algo

Ten en cuenta que tu cérvix puede no estar centrado al final del canal vaginal; su posición en la vagina también tiene que ver con tu ciclo.

¿Cómo saber con certeza que lo que sientes es tu cérvix? Al final de tu canal vaginal, debes sentir una montañita de forma circular: ¡este es su cuello uterino! Nuevamente, dependiendo de la época del mes, puede sentirse suave y blando o firme y uniforme. Incluso puedes sentir el orificio cervical, que es la pequeña abertura del cuello uterino en forma de orificio, por eso decimos que el cervix se siente como una donita

¿Qué tan alto se encuentra el cérvix?

El cuello uterino "promedio" se encuentra entre 5 y 10 centímetros de profundidad dentro del canal vaginal. Sin embargo, el aspecto, la sensación y la ubicación (o altura) de tu cuello uterino cambiarán a lo largo de tu ciclo.

Además, toma en cuenta que estas medidas pueden cambiar drásticamente durante la excitación sexual: cuando estamos excitadas, los dos tercios superiores de la vagina se alargan y hacen que el cérvix y el útero asciendan.

Cómo cambia tu cérvix a lo largo de tu ciclo

Durante la ovulación, el cuello uterino está totalmente enfocado en permitir que los espermatozoides ingresen al útero para que puedan nadar hacia arriba y unirse a los óvulos liberados para la fertilización.

El cérvix en este momento será más suave, casi comparable a la suavidad de tus labios; estará alto, es decir, ubicado más profundamente en el canal vaginal; estará abierto, de modo que el orificio cervical pueda permitir la entrada de los espermatozoides; y estará húmedo, lo que significa que está liberando secreciones protectoras para proteger el medio ambiente local de los espermatozoides relativamente ácidos.

A medida que se acerca a la menstruación, el cuello uterino se sentirá más duro al tacto, algo así como la punta de tu nariz, y también bajará más. El orificio cervical se volverá más pequeño y el cuello uterino generalmente produce menos secreción durante este tiempo (en la fase lútea) en comparación con la ovulación.

No solo cambia su posición o "altura", sino que también puede cambiar su ángulo en relación con el canal vaginal. Esto significa que, si imaginas el cérvix como una dona, el orificio de la dona puede girar para apuntar en diferentes ángulos

El cérvix y la copa menstrual

La altura de tu cérvix puede afectar la comodidad y la eficacia de la copa menstrual, ya que la altura de tu cérvix indica qué tanto espacio existe en el canal vaginal para tu copita menstrual.

Un cérvix alto

55 mm o más. Si logras insertar una dedo completo para alcanzar tu cérvix o no lo puedes alcanzar tienes un cérvix alto. En este caso, cualquier longitud de copa menstrual te debe quedar bien sin que sobresalga de tu abertura vaginal. Sin embargo, debes considerar que con copas más cortas de 55 mm (con o sin tallo) será un poco más difícil encontrar y retirar tu copita.

Un cuello uterino promedio

45 mm - 55 mm. Si insertaste un dedo hasta el segundo nudillo y tocaste tu cérvix, entonces tienes un cuello uterino promedio.

Un cuello uterino bajo

44 mm o menos. Si tu cuello uterino fue fácil de encontrar, cerca de la abertura vaginal, solo entró menos de la mitad de tu dedo, tienes un cérvix bajo. Tener un cuello uterino bajo generalmente significa que la selección de la copa menstrual es un poco más limitada y más importante. Una copa que no cabe completamente adentro, no será cómoda. Afortunadamente, Lani mini tiene un cuerpo de 43 mm y puede ser que sea la mejor opción para ti. En este caso si recomendamos que te asegures bien de que lo que tocaste fue tu cérvix y no el hueso del pubis, y que midas con una regla hasta donde entró tu dedo, para asegurarte de que Lani mini es una buena opción para ti, o si deberías de seguir buscando una copa aún más cortita.

Antes de partir...

Sabías que hay un proyecto llamado Beautiful Cervix Project, que tiene una galería de fotos de cuellos uterinos de diferentes personas con diferentes características y diferentes condiciones que puedes observar (si quieres) para entender un poco más la maravilla que es nuestro cérvix

Dejar un comentario